¿QUÉ DEBES TENER EN CUENTA CUANDO ESTÁS BUSCANDO UN ESCRITORIO PARA TU OFICINA?

¿QUÉ DEBES TENER EN CUENTA CUANDO ESTÁS BUSCANDO UN ESCRITORIO PARA TU OFICINA?

De la comodidad en el lugar de trabajo depende la productividad, por eso es importante que dispongas del mejor escritorio para tu oficina. Y cuando se trata de elegir un escritorio adecuado, se debe meditar muy bien, más aún si la mayor parte de tu jornada laboral la ejecutas sentado en un puesto de trabajo. En la escogencia del mejor escritorio, la ergonomía juega un papel muy importante que nunca debemos dejar de lado. ¿Quieres elegir el mejor escritorio para tu oficina? Acá tienes algunas ideas que debes tener en cuenta si deseas comodidad mientras trabajas.

 
Aspectos a considerar para escoger el mejor escritorio para tu oficina

Este indispensable mueble de oficina debe ser funcional, ergonómico y ofrecer el mayor confort.

 
El tamaño

Es importante que se adecúe al espacio disponible y a las actividades asignadas para evitar molestias. El tamaño ideal es de 1.50 x 60 x 73 centímetros de alto, sin embargo, es necesario tener en cuenta que las características particulares de quien va a utilizarlo definirán si estas medidas son realmente las más convenientes. Si la mesa no tiene la altura adecuada, surgen problemas en los hombros, en la parte alta de la espalda y en las manos y muñecas. El fondo debe ofrecer el espacio suficiente para colocar el teclado y el ratón/mouse, y poder apoyar los antebrazos.

 
El diseño

Se debe optar por un mueble que esté en consonancia con el resto del mobiliario, pero sobre todo, que sea del gusto de quien va a utilizarlo. Es posible escoger desde un escritorio simple en colores neutros, hasta modelos un poco más sofisticados. El diseño debe propiciar un entorno de trabajo cómodo y saludable, que conduzca a un aumento de la productividad. Puedes optar por escritorios rectangulares, sin embargo, si cuentas con el espacio suficiente, un diseño en forma de L te brindará una mayor comodidad y amplitud para trabajar.

 

 

La superficie

Las superficies más recomendables son aquellas compuestas por laminados de alta resistencia al impacto y al desgaste, las cuales requieren muy poco mantenimiento. Las puedes solicitar en una gran variedad de colores, entre los cuales, los tonos blancos o claros, proporcionan mayor luminosidad.

 

 

Calidad

La calidad de un escritorio no se mide solo por su apariencia sino también por los materiales empleados para su fabricación. Se pueden combinar laminados decorativos con partes metálicas pintadas con pintura electrostática, que sea mate o semi-mate microtexturizado, en colores negro, blanco o gris. También es posible usar pinturas con las mismas características en semi-brillante liso o gofrado brillante. Las esquinas y bordes deben estar muy bien terminados. El abrir y cerrar de las gavetas no debe representar ninguna dificultad y soportar el peso para la cual fueron diseñadas.

 
Movilidad y espacio

Es importante, antes de tomar una decisión, hacer las medidas correspondientes e incluir el espacio que ocupará la silla, esto con la finalidad de no afectar el tránsito. El espacio ocupado por el escritorio, debe permitir la libre movilidad sin temor a tropezar y evitar que los brazos de la silla no se golpeen con el mueble.

 
Consejos finales
  1. Nunca decidas hacer la compra de un escritorio para tu oficina, sin antes tomar las medidas del espacio.
  2. Procura escoger muebles que te permitan apoyar los brazos en un ángulo de 90 grados.
  3. Recuerda que el monitor debe estar a la altura de tus ojos, de allí la importancia de la altura adecuada.
  4. Elige un escritorio que evite daños a tu columna vertebral y que te permita situar las piernas con comodidad.
  5. De la altura del escritorio, depende la escogencia de la silla más adecuada para realizar el trabajo.
Sin comentarios aún
Deja un comentario